lunes, 30 de julio de 2012

No espero mas que tu respuesta, no esperes menos que mi propuesta.


Siente las caricias que
aun no tienen dueño,
los besos en vela
de amor verdadero.

El néctar de un fruto,
el mas jugoso del mundo;
el árbol de flor mas bella
que te ceda su primavera.

La luna en su reino diurno,
otorgándote las estrellas,
Venus, quizás Saturno,
miran tus pasos princesa.

Cada palabra en su contexto astuto,
siente el calor de lo antes dicho,
y aun estarás lejos de la dulzura
con la que yo te estrecharía cariño. 


Se bien no sueno mas que absurdo,
mas valdra menos que haber predicho
una vida de arrepentimintos burdos,
a un intento mas sin tu respuesta.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada